IES Las Encinas

jueves, 24 de marzo de 2011

Sintoniza tus emociones



"Detrás de cada canción se esconde siempre una emoción. No sabemos por qué pero quizás por eso amamos tanto la música"

Hoy os voy a presentar una página impresionante que me recomendó Juanma, un compañero de 1º de Bachillerato. El sitio en cuestión es StereoMood, una web en la que puedes escuchar música online seleccionada de acuerdo a tu estado de ánimo. Funciona como cualquier radio online, salvo que nos transmitirá música nueva acorde a la emoción elegida... ¿cómo te levantaste hoy? ;-)


¡Gracias Juanma!

lunes, 21 de marzo de 2011

Música y videojuegos: los 80

Encontrado en Microsiervos.



PRESS PLAY ON TAPE es una «banda revival del Commodore 64», que con un apropiado nombre TODO EN MAYÚSCULAS y una web que evoca la pantalla del viejo ordenador de los 80. Allí hay algunos vídeos geniales, como esta interpretación de la banda sonora del clásico videojuego Monkey Island en directo en un concierto.
Casi todos sus temas son «rock de los videojuegos de los 80» y su música puede descargarse de Internet, comprarse en formato CD o disfrutarse en su canal del vídeos.

jueves, 17 de marzo de 2011

Las divas del jazz

  
Billie
Entre las voces femeninas del jazz, la de Billie Holiday (1915-1959), constituye un caso singular por lo azaroso de su vida contada por ella misma en su famosa autobiografía titulada: "Lady Sings The Blues". En ella, Billie Holiday relata como fue su vida desde la misma infancia: violación, acusaciones de prostitución, reformatorios, alcohol, drogas, racismo, cargos por tráfico de estupefacientes, cárcel, inhabilitación para cantar y, por último, la muerte. El valor artístico de Billie Holiday reside en su capacidad interpretativa, en su dominio del swing y en la adaptación de sus cualidades vocales al contenido de la canción. Billie Holiday transmite a sus canciones una intensidad inigualable que, en muchos casos, es fruto de una traslación de sus vivencias personales a las letras cantadas. Esta personalización de lo cantado hace que su estilo esté muy vinculado a intérpretes clásicos de blues como Bessie Smith o Ma Rainey; también está clara su deuda, confirmada por ella misma, con Louis Armstrong y, desde luego, con quien sería su principal acompañante: el saxofonista tenor y clarinetista Lester Young. El tema “Strange Fruit” fue considerado como la mejor canción del Siglo XX, por la revista “Time” en 1999. Su muerte pareció una cruel burla del destino; moribunda e inconsciente en la cama del hospital, la policía intentó esposarla acusada de consumir heroína mientras agonizaba.  

Ella

Duke Ellington: "Ella Fitzgerald está más allá de cualquier categoría".

Ella Fitzgerald está considerada como la cantante más importante e influyente de la historia del jazz (y, en general, de la canción melódica popular). Su vida estuvo también marcada por la desgracia. Durante su infancia sufrió la pobreza permanente, el abandono de su padre y la muerte de su madre en accidente de tráfico, un ambiente dramático que la llevó a pasar por reformatorios y la dejó marcada de por vida. Estaba dotada de una voz con un rango vocal de tres octavas, destacando su clara y precisa vocalización y su capacidad de improvisación, sobre todo en el scat (un tipo de improvisación vocal, generalmente con palabras y sílabas sin sentido -skoobie-doobie, bee-bop-a-lula, dabarap -pa ra badab, boop-boop-a-doop, sorngo-n-gon etc.-, convirtiendo la voz en un instrumento),  técnica que aprendió junto a Louis Armstrong y desarrolló en los años cuarenta, anunciando el surgimiento del bop. Cantante insuperable de bigband, se encuentra igualmente a sus anchas en un contexto musical más reducido, en directo o en pequeños clubes, en trío con el clásico formato de piano, contrabajo y batería y ser además la mejor interprete de standars, baladas, blues, canciones infantiles o incluso de bossa-nova. Ella Fitzgerald, falleció el 15 de junio de 1996. Su muerte, a pesar de ser esperada tras una larga enfermedad (murió ciega por culpa de la diabetes), dejó al mundo del jazz paralizado y conmovido. Con su desaparición física, se iba una cantante de jazz inigualable. Nunca nadie superó a Ella en un escenario, ni habrá nunca una cantante de jazz que cante el "scat" como ella. Su música, su voz aniñada, su vitalidad, y su capacidad para cantar swing, permanece eternamente entre nosotros.

Sara
Sarah Lois Vaughan, apodada La Divina, es junto a Billie y Ella, una de las voces más influyentes del jazz. La voz de Vaughan se caracteriza por su tonalidad grave, por su enorme versatilidad y por su control del vibrato; su tesitura le permitía saltar del registro grave al de soprano con gran facilidad. Sarah Vaughan fue una de las primeras vocalistas en incorporar el fraseo del bebop a su canto, situándolo además, en su caso, al nivel de instrumentistas de la talla de Charlie Parker y Dizzy Gillespie. Este fraseo consiste en el abandono total del jazz tradicional (anterior a 1930) y de la sonoridad vocal de los instrumentos, llevando más allá la búsqueda de sonidos afinados al estilo europeo, ya iniciada por el Swing, con una estética nerviosa, cortante y fría. El fraseo, sobre todo en los primeros tiempos, es rápido usualmente con predominio de los registros agudos de los instrumentos. Sus capacidades más destacadas son su inventiva armónica y su alto sentido de la improvisación. A lo largo de los años, su voz se fue haciendo más oscura, aunque no llegó a perder nunca su poder y su flexibilidad. Fue igualmente una maestra en el scat. La vida de Vaughan también estuvo muy ligada al mundo de la noche, el alcohol y las drogas, muriendo prematuramente a los 66 años.

martes, 15 de marzo de 2011

Sistemas educativos anacrónicos

Si no estás dispuesto a equivocarte, nunca llegarás a nada original.

Ken Robinson

lunes, 14 de marzo de 2011

ALBERTO IGLESIAS


Alberto Iglesias es uno de los mejores compositores españoles de las últimas décadas. Con una amplia formación en piano, composición y música electrónica, no sólo ha compuesto música de cine sino que además ha destacado como compositor en el ballet, siendo especialmente importantes sus colaboraciones con el coreógrafo Nacho Duato. Su sensibilidad artística le ha permitido escribir melodías y partituras tan elegantes como enigmáticas, tan emotivas como complejas. Musicalmente siempre se ha sentido fascinado por la partitura de 'Vértigo' (Alfred Hitchcock, 1958), compuesta por Bernard Hermmann, uno de sus grandes referentes. También tiene gran devoción por los trabajos del mítico colaborador del director italiano Federico Fellini, Nino Rota ('La Strada', 'La dolce vita', 'Amarcord'), y del estadounidense Thomas Newman ('Tomates verdes fritos', 'American Beauty', 'Camino a Perdición'). En cuanto a su producción, ha trabajado en nuestro país con los compositores más prestigiosos y vanguardistas, destacando sus colaboraciones con Julio Medem, Pedro Almodovar e Icíar Bollaín. Gran parte de la magia que destilan las películas de Julio Medem se debe a la música de Alberto Iglesias, compositor de las bandas sonoras de todos sus largometrajes y de algunos de sus cortometrajes. Es indudable el beneficio que obtienen las películas de Medem con la música de este compositor. Y no sólo por su belleza, sentimiento y originalidad. Alberto convierte las notas de sus partituras en otro personaje de la película, omnipresente, o incluso en un narrador que nos transmite junto a la imagen la vida que encierra la pantalla. Alberto Iglesias es el complemento directo de Julio Medem, haciendo más accesibles sus películas y convirtiéndose en el mejor portavoz de la introversión de los personajes, expresando lo que esconden sus miradas y silencios. Han trabajado juntos en Vacas, La ardilla roja, Los amantes del círculo polar, Lucía y el sexo, etc.


En cuanto a sus trabajos con Almodóvar, podríamos decir que su sonoridad está estrechamente ligada al lenguaje del director manchego. Suyas son las partituras de La flor de mi secreto, Carne trémula, Todo sobre mi madre, Hable con ella, La mala educación, Volver o Los abrazos rotos.



Por último, con Icíar Bollaín ha trabajado en Te doy mis ojos o más recientemente en También la lluvia, que le ha valido su último Goya.


Fuera de España hay que destacar que fue el primer compositor español nominado al Óscar por su trabajo en la película El jardinero fiel (The Constant Gardener) en 2005, repitiendo en 2007 por su trabajo en la película Cometas en el cielo (The Kite Runner). En ésta última Iglesias indaga en el uso de instrumentos con un marcado acento étnico como el duduk, el clarinete turco, la lira cretense, el oud o el santur. Las voces juegan también un papel importante en ese sentido. Sin duda, una de sus composiciones más emotivas...

Si queréis conocerlo un poco mejor podéis visitar su WEB OFICIAL.

lunes, 7 de marzo de 2011

8 de Marzo: Día de la Mujer





La historia de las mujeres en la música era, hasta tiempos recientes, una historia no dicha. Las instrumentistas, las directoras, las mecenas, las compositoras, no aparecían en los libros de historia, ni sus obras se tocaban en los conciertos, ni se encontraban en las tiendas de discos. La musicología feminista surge, en un principio, para enmendar esta carencia, interesándose por temas que hasta entonces eran marginales en los estudios sobre la música: las mujeres compositoras, las intérpretes, el público femenino, las representaciones de género. 
 De la página web de RNE. 

Mujeres, felicidades.

martes, 1 de marzo de 2011

Música cotidiana

De nuevo me vuelvo a encontrar un vídeo sorprendente en este blog. Se trata de una composición, Sampled room, de Mateusz Zsziebko en la que se utiliza como instrumentos objetos cotidianos, desde una copa de vino a una vieja cámara fotográfica. El vídeo tiene además una estética bellísima. Ya me conteréis...