IES Las Encinas

viernes, 11 de diciembre de 2009

Michael Andreas Haeringer, un verdadero genio

   

    A través de un alumo 2º de ESO me llegaron noticias de un pequeño gran genio, Michael Andreas Haeringer, que ahora tiene ocho años. Nació en Barcelona, pero es de origen alemán. Desciende de dos músicos legendarios del siglo XIX: el pianista y compositor húngaro Franz Liszt y la pianista alemana Sofia Menter. Si se consulta su árbol genealógico encontraremos también a Coelestine Popper, familiar del violonchelista. Nadie preparó a Michael para ser un virtuoso, nadie esperaba de él que lo fuera; sus padres no saben tocar ningún instrumento, ni siquiera tienen oído musical y a su madre jamás se le ocurrió, mientras estaba embarazada, poner música clásica de fondo. Y sin embargo, hoy, Michael Andreas Haeringer es un virtuoso del piano, un niño con talento reconocido por muchos profesionales, que ya ha recibido premios y éxitos.

    Su madre, Hana Nathalie Bergmannn, que dedicó años de su vida al deporte de alta competición, pasa las tardes supervisando los ensayos de su hijo. El horario de Michael es brutal:  se levanta a las 6.45 de la mañana, acude a la escuela alemana, al mediodía come en casa y a las 15.30 empieza a tocar. Se encierra con su plato de fruta, el techo del piano repleto de peluches y, ensimismado, estudia las obras sin descanso. A las 18.30 deberes, cena y a las 20, vuelta al piano hasta las 21.30.

   "¿No teme que esté condenando a su hijo a un ritmo extremo, a una vida distinta a la del resto de niños?", le preguntamos. "Es que no podemos arrancarlo de allí. Si le quito el piano, llora sin conselo. Si le digo "¡basta!, no tocas más", se entristece. Es un castigo para él. ¿Qué voy a hacer?"

    Sin duda estamos ante un verdadero genio que merece una reflexión... ¿Puede heredarse el talento? ¿Tiene la genética algo que ver o sólo cristaliza con esfuerzo? Aunque la música sea su pasión, ¿pensáis que un niño de 8 años debe estar tantas horas delante de un piano? ¡Deja tu comentario! :-)




Información extraída del diario La Vanguardia. Gracias Alberto.



6 comentarios:

Sally dijo...

O___O ¿Ocho años? Pero tú has visto lo que hace este micooo?? Me ha deprimido para toda la eternidad, no vuelvo a tocar más...

Anónimo dijo...

Felicidades Michael. Un genio total. Que manera de tocar la sonata de Mozart, (soy incondicional de Mozart, necesito mi dosis diaria de su musica) estaba viviendo dentro de la musica este niño maravilloso. Que seas un niño muy feliz y nos puedas aportar tú musica

Aida dijo...

A mi tmabien me deprime... no soy capaz de tocar mas de una hora y media por dia xD (menos cuando hay orquesta)-_- Pero espero que llegue lejos porque ha conseguido mucho mas de lo que desearian muchos y solo tiene 8 años.
Feliz Navidad!! =)=)

El Elfo Oskuro dijo...

O.o!!!!!!! -..-!!"

El Elfo Oskuro dijo...

Yo creo que es demasiado para un chaval de ocho años, que por muybien que toque eso no se le puede hacer, ¿ese niño no se relaciona con seres humanos? creo que habria que encontrar un equilibrio.

Anónimo dijo...

Es maravilloso! Con respecto a las horas que pasa al piano ¿Cuantas horas se llevan la gran mayoria delante de una consola, y ni siquiera se relacionan con otros niños, y ni siquiera con su familia? Este niño es un genio y es feliz con su musica.¡La envidia es malisima y destructiva!